30 agosto 2006

Ese oscuro objeto del deseo: Buñuel o los infortunios de la virtud

Cet obscur objet du désir. Francia - España, 1977

Director: Luis Buñuel
Guionistas: Luis Buñuel y Jean-Claude Carrière según la novela de Pierre Louÿs
Intérpretes: Fernando Rey, Carole Bouquet, Ángela Molina
Temáticas de interés: Obsesión, Sadomasoquismo


Sinopsis:


Poco antes de la salida de un tren, uno de los pasajeros vacía un barreño de agua encima de una joven, que a pesar de este desprecio se sube en el vagón para no separarse de él. El caballero, un elegante señor burgués llamado Mathieu, empieza a narrar a sus extrañados compañeros de viaje su historia con la chica, Conchita, a la que conoció tiempo atrás cuando ésta trabajaba de doncella en casa de un amigo suyo. Entonces intentó seducirla, y ella respondió abandonando la mansión y su empleo. Este comportamiento suscita el interés de Matthieu, que se queda prendado de la misteriosa chica. Cuando se vuelven a encontrar tiempo después, Conchita excita su deseo mostrándose complaciente con él, para luego postergar y finalmente rechazar el momento de las relaciones sexuales.

Comentario:
Gran conocedor de la naturaleza humana y con una visión de la misma poco complaciente, Buñuel era un admirador de la figura del marqués de Sade, y Ese oscuro objeto del deseo es uno de sus films en los que el director desarrolla de forma más profunda y compleja la filosofía sadiana de los infortunios de la virtud: cuanto más dóciles somos con los demás, más perversos son los demás con nosotros y al revés, sobre todo cuando entran en juego los mecanismos del deseo sexual. Lo que más se desea es lo que no se puede tener.

Mathieu tiene una buena posición, y aunque desconocemos su vida amorosa anterior, es probable que esté acostumbrado a poseer a todas las mujeres que desea, sobre todo si son de clase social inferior. Sin embargo lo que le atrae de Conchita es precisamente que se le resiste y que se niega a adoptar el rol sumiso que él espera. La joven utiliza sus armas de mujer para excitar a un hombre maduro y utilizarlo; Conchita es más inteligente que Mathieu y sabe que en el momento en que éste tenga relaciones sexuales plenas con ella, la considerará una más de sus conquistas y la abandonará. Por lo tanto su baza es la de ponerle la miel en los labios de vez en cuando, y luego frenarle. Este peligroso y cruel juego de seducción / rechazo hace que Mathieu se obsesione por Conchita con una pasión que probablemente nunca antes había experimentado: el Don Juan se ha encontrado con la horma de su zapato.

Sin embargo, Conchita no es, como parece, una advenediza que busca simplemente vivir a costa de su pretendiente sin tener que ofrecer sexo a cambio, puesto que no lo abandona cuando ya ha conseguido que éste le compra una casa; quiere tener una auténtica relación afectiva a la que él se niega, al igual que ella se niega a mantener con él una auténtica relación sexual. Para lograr su objetivo, deberá humillar a Mathieu hasta el final para así destruir definitivamente el rol dominante y déspota al que él está acostumbrado.


SPOILER: Tras un largo y lento calvario en el que ella lo abandona y él se arrastra para recuperarla muchas veces, Mathieu sufre su humillación definitiva cuando Conchita le da a otro hombre lo que a él le ha negado. Ahora es ella la que se ha acostumbrado al despotismo, y sólo tras ser a su vez humillada recibiendo una paliza puede restablecerse el equilibrio que les permitirá vivir por fin una relación afectiva y sexual plena. O esto es más bien lo que sugiere el final de la película para disgusto de Buñuel, que se mostraba descontento con esta interpretación, puesto que para él la pareja nunca conseguirá consumar una relación sexual y el juego cruel continuará eternamente.

Aunque a Ese oscuro objeto del deseo no le falten toques surrealistas, es uno de los films más accesibles y, a nivel formal, más convencionales de la última etapa del cine de Buñuel. Tal vez ello se deba a la conexión que el director debió de sentir al leer la novela La mujer y el pelele, que le motivó, como en el caso de sus adaptaciones de Galdós, Tristana y Nazarín, a llevar a cabo una adaptación fiel y renunciar a la estructura dispersa de otras de sus películas.

Escenas destacadas:

  • Mathieu se dispone a coger el tren de regreso a París. Una chica corre tras él para hablarle antes de que se marche. Él se niega a verla y además le arroja un cubo de agua encima delante del resto de atónitos pasajeros. A pesar de esto, la joven entra en el tren sin que él la vea.
  • Una noche Mathieu no resiste más la abstinencia sexual que le impone Conchita y se muestra dispuesto a violarla si es preciso. Al desnudarla, ella resulta estar preparada para la ocasión y lleva puesto un corsé - cinturón de castidad que resulta imposible de abrir.
  • Cuando los ex - amantes se reencuentran en España, Conchita trabaja como bailarina en un tablao flamenco. Una de sus compañeras previene a Mathieu de que la joven no le ha dicho toda la verdad sobre su trabajo, y lo encamina hacia otra sala en la que Conchita baila desnuda para los turistas.
  • Humillación suprema de Mathieu: tras haberle comprado una casa a Conchita en Sevilla, ella le pide ser la única que posea la llave y le cita esa noche en la verja de entrada. Una vez allí, no le deja pasar, se burla de él con insultos, se desnuda y hace el amor con otro hombre.
  • Tras la humillación, cuando por fin Mathieu se ha desengañado y no quiere ver más a Conchita, ella va a visitarle pidiéndole que se vaya a vivir con ella. Él responde con una soberana paliza, que ella acepta sin rechistar.

Anécdotas:

  • La anécdota más famosa y característica de esta película es que dos actrices, Carole Bouquet y Ángela Molina, se alternan para interpretar a Conchita. Buñuel, a quien le encantaba despistar a los críticos, negaba que lo hubiera hecho de forma intencionada, e insistía en que la sustitución de una actriz por otra se debió simplemente a que Carole Bouquet tuvo que abandonar el rodaje a la mitad; no obstante, los cambios se producen muchas veces de una parte a otra de una misma secuencia, en planos que casi con toda seguridad tuvieron que rodarse de forma consecutiva, por lo que es más que probable que se trate de algo deliberado y planeado desde el principio.
  • Nominada para los Oscars de mejor película de habla no inglesa y mejor guión adaptado. También para los premios Cesar al mejor director y guión adaptado, y al Globo de Oro de mejor película de habla no inglesa.
  • Maria Schneider rechazó el papel de Conchita (el medio papel más bien) a causa de las escenas de desnudo; curiosamente, no había puesto tantos reparos en rodar escenas tanto o más fuertes en El último tango en París unos años antes.

Sobre el director:

Luis Buñuel (Calanda, Teruel, 1900 - Mexico 1983) es uno de los mayores genios del séptimo arte, padre del cine de vanguardia y del surrealismo cinematográfico, y uno de los personajes más influyentes de la historia del cine de autor. Es además uno de los principales erotómanos del celuloide, experto en narrar historias obsesivas y fetichistas, en las que se muestra tanto su herencia surrealista como una estricta formación religiosa que reprime la sexualidad desviándola hacia terrenos insospechados. Durante su estancia en México (donde tuvo que exiliarse tras la guerra civil española) disfrazaba sus relatos fetichistas bajo la apariencia de melodramas como Él o Ensayo de un crimen. Más adelante en Francia, y esporádicamente en España, pudo rodar sus fantasías con mayor libertad en Viridiana, Belle de jour, Tristana, o Ese oscuro objeto del deseo, última película y broche de oro de su filmografía.

Enlaces:

http://spanish.imdb.com/title/tt0075824/
http://www.luisbunuel.org/
http://www.alohacriticon.com/elcriticon/article2456.html

8 comentarios:

andrés arboleda (ECU) dijo...

el análisis de la película es muy acertado, aunque en el final de la película me parece que la pareja en realidad sigue en el círculo vicioso del deseo, la insatisfacción, la humillación, en vez de llegar a un equilibrio o difrute, como sugiere jalop. Lo único q no me es claro es si el bordado del final, como el saco de Mathieu, tiene un propósito o es una apertura a cualquier interpretación,o es un sinsentido propio del modo cinematográfico de Buñuel

jalop dijo...

En el libro de entrevistas (muy interesante por otro lado) Buñuel por Buñuel, el entrevistador interpreta lo del bordado como un símbolo de la ruptura del himen y por lo tanto como una prueba de que la pareja ha tenido relaciones sexuales. Buñuel ve como un error suyo el haber puesto esa escena que parece sugerir eso cuando para él la historia de insatisfacción y humillación va a seguir entre los dos para siempre. Respecto a lo del saco, es como dices tú un sinsentido propio del gusto surrealista de Buñuel, según cuenta él debido al azar de que había unos sacos de una obra cerca de donde rodaban ese día. Gracias por el comentario; un saludo

Anónimo dijo...

También estoy de acuerdo con este análisis de la película, pero tengo una duda que no he podido resolver y me gustaría saber si me podrías ayudar.
La duda es que realmente no entiendo muy bien el objetivo de las tres animales que aparecen en la película como el cerdo o el ratón, o si talves tambien es solo para despistar.

Anónimo dijo...

El otro animal que se meolvido es la mosca que le aparece en bebida, el como él siendo un burgues ve como algo normal este hecho de la mosca y antes se burla de ello, y el que en especial no entiendo es la aparición del marrano...

Dillinger is dead dijo...

Pues no recuerdo en qué momento aparecían esos animales en la película. Tampoco los mencionaban en los libros de entrevistas con Buñuel que he leido; él era siempre muy escéptico respecto a los análisis de los elementos y símbolos de sus películas, dejando a cada espectador que imaginara lo que quisiera. Un saludo.

ex360 dijo...

La verdad yo sí creo que ella lo odiaba realmente y creo que los sacos eran parte del modus operandi de los terroristas que -de otra forma- no tendrían mucho sentido en la trama. Ella sabía que la mujer cosiendo iba a estallar, por eso lo ve con esa cara antes de dejarlo solo...y por eso le enoja que él se salve nuevamente.
La mosca estaba en la copa y el ratón caía en la ratonera mientras él discutía con la madre de ella.

Anónimo dijo...

Buñuel, desde el Surrealismo estaba muy vinculado a la lectura psicoanalítica, no es casual que uno de los acompañantes en el Tren sea un Psicólogo, y a modo de broma el psicólogo le interpreta a Mathieu -al igual que Freud lo hiciera en un tren con el famoso caso 'Signorelli'- porque en vez de ir a Singapur, se va a Sevilla. Notese 'Signorelli-Singapur-Sevilla' como cadena de significante. Otro chiste de Buñuel, es cuando el Psicologo dice 'de eso podria darse cuenta un niño de 5 años', Justamente porque Freud indica que la sexualidad infantil existe sin represión hasta los 5 años, luego sobreviene la represión y queda en el Incosciente el Deseo mitico hacia la madre... el famosos complejo de Edipo. Pero además de esos guiños que hace Buñuel, habría que leer de Freud 'Más allá del principio del Placer' o mejor aún de Lacan la relación del Objeto con el Deseo, en particular en el análisis de Hamlet, en especial sobre el Objeto Ofelia. En sintesis, según Lacan, el Deseo puede existir en la medida que algo lo vela, sólo deseamos aquello que se nos oculta -es lo que hace Conchita. Dirá Lacan, 'Amar es dar lo que no se tiene' y justamente es lo contrario que hace Mathieu, él no ama, él quiere poseer por eso da lo que tiene. Es por ello que hay una escena en exteriores cuando conchita le dice que nunca le dará lo que tiene, porque allí dejará de desearla (pero no desde el lugar perverso de regatear para hacer sufrir, sino porque lo que se Desea es aquello que se nos niega. Una vez que se tiene, no se puede desear), en esa escena Mathieu -que es un 'Famillonaire'- carga una bolsa cual mendigo, al decir de Lacán Mathieu cargará con su Falta. En tanto su falta es el deseo articulado en el otro. Con respecto a los animales, el ratón cae en la trampa, es cuando Mathieu cae en la trampa haciendo un arreglo con la madre de Conchita (Justamente en Hamlet se menciona al inicio la no presencia de 'ratones' aludiendo que nadie ha caido). El cerdo llorando es el objeto niño 'llora como un marrano'. La mosca en el agua, puede tener el mismo significado del Ratón; de hecho el moso dice que hacia tiempo que buscaba atraparla.
Sobre el Final, cuando Mateo le da 'la llave' (le dá el Falo-el poder), en verdad le entregó aquello que sólo podía dar y allí es donde Conchita cree estar completa y por tanto cree ya no necesitarlo. Es por eso que Lacan plantea que el que ama sólo dá lo que no tiene, pues si se dá lo que se tiene el deseo cesa, se retira... pero no muere. Claro que vuelve porque ambos estan atrapados en una matriz de sufrimiento gozoso.
En el cierre, hay una mujer bordando, reparando un velo que parece ensangrentado en clara alegoría al himen, pero más aún al planteo que Lacan llama 'Velo'en tanto a que el Deseo es posible si hay algo que lo cubre, algo que lo vela, ya que si todo se muestra, si todo es conocido el deseo desaparece, no puede articularse.
Ese Oscuro Objeto Del Deseo, es una película para leerla por sobretodo desde una lectura psicoanalítica, y de época -los atentados por ej- hoy no se podría hacer una pelicula donde se muestre el goce en los golpes a una mujer, justificado en su comportamiento.

volando voy volando vengo dijo...

Creo que Si hay equilibrio, cada uno de los personajes queda atrapado en Su goze, pero más que equilibrio yo Lo llamaría muerte, es una compulsión a la repetición,repetir por repetir...donde ya no hay deseo sino puro goze, atrapados en ese repetir no hay nada más,sólo repetir,repetir... Respecto a Lo del saco yo Lo interpreto como ese algo que no sabemos que hay dentro que acompaña a los personajes, que en un principio busca la repetición pero al final se convierte en un repetir por repetir...